Abro este blog con la intención de que aloje un podcast.

Un podcast sobre escepticismo, racionalismo, ciencia, y espíritu crítico.

Soy ateo, es decir, niego la existencia de Dios y, aunque reconozco que hay mucha gente con una fe personal, íntima y que no daña a nadie, en general creo de la religión que es un sistema que anula la conciencia, elimina el pensamiento crítico y desvía a las personas de la búsqueda de la verdad. Cuando, además, se pone moralista, la religión me repatea el hígado.

Soy humano, y como tal entiendo que soy un animal con inteligencia para ciertas cosas, conciencia de mí mismo, habilidad para manipular instrumentos y capacidad para preguntarme constantemente cómo y por qué funcionan los fenómenos que observo a mi alrededor.

En la búsqueda de la verdad, los humanos hemos desarrollado la ciencia. La razón nos ha proporcionado un método (muchos, en realidad, con un denominador común), para ir probando cómo funciona todo, para comparar y comprobar los resultados entre nosotros y para alcanzar conclusiones que nos resultan válidas y útiles, hasta que la propia ciencia nos proporciona nuevas pistas y nuevas razones, incluso contradiciendo las anteriores, para seguir avanzando en el conocimiento.

La misma capacidad para la abstracción, que creo nos distingue a los humanos de los demás animales, nos proporciona sin embargo un pensamiento mágico, místico, una habilidad innata para dejar de buscar la verdad y conformarnos con atribuir la razón última de todo lo que desconocemos a algún fenómeno misterioso, a algo incognoscible, a algo que trasciende de nosotros y de nuestra realidad.

Estoy convencido de que esa renuncia a la búsqueda de la verdad nos convierte en esclavos, en muñecos manipulables por quienes pretenden el poder y esperan de nosotros que no discutamos su código de valores, sus órdenes e instrucciones. A una escala mucho menos ambiciosa, también creo que la credulidad, la desesperación a veces, nos hace víctimas de supercherías, y objetivo fácil de quien quiere enriquecerse vendiéndonos botecitos con pastillas de azúcar o predicciones basadas en barajas de naipes truculentos.

Estoy firmemente convencido de que la ciencia es, con todas sus limitaciones, el único camino fiable para la búsqueda de la verdad; y de que un pensamiento crítico y constantemente alerta es el único instrumento para intentar ser libres.

Por eso, porque me preocupa lo mucho que vende lo místico, tanto en su versión oficial como en su vertiente tele-tienda, mi intención es llamar la atención sobre todos estos aspectos: intentar hacer algo de divulgación científica, desde mi modestísima posición de no-científico; promover el método científico como vía de conocimiento y la ciencia como fuente de maravillosos descubrimientos; defender la libertad, el pensamiento crítico y la incredulidad; denunciar las mentiras de las religiones moralizantes y los engaños –estafas– de toda esa fauna de videntes, astrólogos, homeópatas, acupuntores, vendedores de pociones y demás.

El formato, como he dicho, será el de podcast. Porque soy un grandísimo aficionado al medio, porque creo que tiene muchísima proyección y porque siempre he soñado con hacer radio.

Bienvenidos, bienvenidas, espero que os guste.

Y, por favor, haced todos los comentarios que os parezcan oportunos. Me daré por satisfecho el día que consiga que se despierte algo de debate en este sitio. Muchísimas gracias.

zigaurre

Anuncios